About

ads
Responsive Ads Here

Encerró a esposa para vivir con amante



Sebastiana Groppo pasó 16 años en el sótano de la casa de su esposo en Sao Paulo (Brasil). Él convivía con otra mujer en el mismo predio.

Insólito. Un hombre mantuvo a su esposa encerrada en el sótano de su casa durante 16 años mientras vivía con su amante en el mismo predio, ubicado en el distrito brasileño de Sorocaba, en el estado de Sao Paulo.

Gracias a una denuncia anónima, Sebastiana Aparecida Groppo (64) fue rescatada de la sucia y oscura prisión que le impuso João Batista Groppo, su marido durante 40 años. Los hermanos e hijos de ella conocían la situación y no hicieron nada al respecto, según las autoridades que ven el caso.

João Groppo alegó que su cónyuge sufría problemas mentales y era agresiva, por lo que la recluyó al fondo de su vivienda en dos periodos. El último, desde 2003, cuando uno de sus hijos murió en un accidente.

Policías allanaron la casa y hallaron a la mujer semidesnuda, tendida sobre una cama de cemento y cubierta solo con una manta. Esta ‘prisión privada’ carecía de higiene y ventilación, tampoco tenía luz porque su carcelero temía que se quedara encendida todo el día y “no podía costear ese gasto”.

Según las autoridades, Sebastiana no dio muestras de agresividad o de tener problemas graves de salud, pero sí presentó señales de trastornos mentales que podrían ser consecuencia de su reclusión. Ella permanece en el hospital de Sorocaba a la espera de más evaluaciones médicas.

João Groppo y su amante, Maria Aparecida Furquim, están detenidos y podrían enfrentarse a una pena de cárcel de hasta ocho años, es decir, la mitad del encierro que sufrió Sebastiana.

No hay comentarios: